¿Por qué es tan preciada?

Recolectada desde el otoño hasta principios de la primavera, la trufa se conserva bien y se puede emplear en numerosos platos todo el año. Fácil de cocinar, la trufa realza todas las recetas de pasta, carne, foie-gras y quesos en un abrir y cerrar de ojos.

Todas las formas y tamaños

Clasificadas por su forma, tamaño, color, olor y sabor, las trufas se presentan bajo diferentes formatos. La trufa negra es una variedad muy conocida y utilizada. Es apreciada por su carácter terroso complejo y su aroma amaderado.