Bocaditos al queso con huevas de salmón y rábano

Bocaditos al queso con huevas de salmón y rábano

Unos bocaditos tan bonitos como ricos. Fáciles de preparar con antelación, estos bocaditos combinan queso, huevas de salmón y rábano para ser el preludio perfecto de su próxima comida.

Preparación: 15 minutos

Para unos veinte bocaditos

 

Elaboración

  1. Lave el rábano, el perifollo y la cebolleta.
  2. Deshoje el perifollo y deseche los tallos.
  3. Pique las hojas de perifollo y el cebollino.
  4. Pele el rábano y córtelo en rodajas de 5 mm de grosor.
  5. Mezcle con un tenedor el queso fresco, la nata y el aceite de oliva para obtener una crema.
  6. Mezcle con las hierbas aromáticas picadas y sazone a su gusto.
  7. Forme una pequeña croqueta de queso con dos cucharas y deposítela sobre cada rodaja de rábano.
  8. Coloque por encima algunas huevas de salmón y meta los bocaditos en la nevera hasta el momento de servir.

 

Alternativa

Esta receta se adapta a todos los paladares. ¿Prefiere las huevas de trucha, las huevas de lucio, el Maviar 1950 o prefiere proponer un surtido de sabores combinados? Estos bocaditos al queso también están deliciosos con estas exquisiteces.

 

¿Quiere más ideas?

¿No encuentra rábano verde (green meat)? El pepino o el rábano negro también combinan perfectamente con esta receta.

 

Fotografías: Aimery Chemin • Estilismo culinario: Coralie Ferreira

Anterior Siguiente

Suscríbase

Para recibir en primicia nuestras nuevas creaciones, así como nuestras exclusivas ofertas y las más exquisitas recetas.